Nueva relación con la Administración

La pandemia ha transformado infinidad de hábitos, entre ellos la forma en la que la ciudadanía se relaciona con la Administración, sustituyendo el mostrador por un asistente virtual.


La Agencia de Tecnología y Certificación Electrónica (ACCV) integrada en la entidad del sector público instrumental Infraestructuras y Servicios de Telecomunicaciones y Certificación (ISTEC), dependiente de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, ha tramitado en 2020 un total 430.590 certificados a ciudadanos, representantes de entidades y empleados públicos frente a los 255.560 del año anterior, lo que supone un incremento de 175.030 certificados.


El director de la sociedad para la prestación de servicios de comunicaciones INFRAESTRUCTURES I SERVEIS DE TELECOMUNICACIONS I CERTIFICACIO SA (ISTEC), Juan Alegre, explica que «con la pandemia hemos observado un aumento considerable en las peticiones de certificados, seguramente por el deseo de muchas personas de realizar transacciones telemáticas».


La Administración mantiene la intención de potenciar este organismo de cara al futuro: «Nuestro objetivo es dar a conocer más la labor de la ACCV y las herramientas digitales que pone al servicio de la sociedad para aumentar la seguridad en sus trámites telemáticos», dice Alegre.


Los certificados emitidos y los servicios de confianza que presta la ACCV gozan de amplio reconocimiento en todas las Administraciones Públicas, ya que se ajustan a lo establecido en el Reglamento 910/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de julio de 2014, y la Ley 6/2020, de 11 de noviembre, reguladora de determinados aspectos de los servicios electrónicos de confianza.


La ACCV trabaja para fomentar el desarrollo de aplicaciones y servicios telemáticos, en beneficio de los ciudadanos, las empresas y las Administraciones y para ello colaboran con otras administraciones y con otros prestadores de servicios de certificación.


Además, también trata de potenciar la formación de ciudadanos y empleados públicos a través de acciones formativas específicas. «La digitalización empieza teniendo un certificado digital, es el primer paso para empezar a realizar otros trámites», concluyó el director de ISTEC.